sal de tu zona de confort laboral

Lo más difícil de emprender es dar el primer paso, el cual comprende salir de tu zona de confort laboral, aquella en la que has estado tanto tiempo porque te brinda mucha seguridad. 

Si tu mayor deseo es emprender, te traigo una noticia que quizá no te agrade del todo: ¡Debes salir de tu zona de confort laboral!

Sé que no es fácil, para nadie lo es, sin embargo la idea de no tener jefes ni tener que ir a una oficina todos los días es la que hace que nos lancemos a esta aventura de ser emprendedores.

Es normal que la palabra “emprender” te cause un poco de miedo, porque no es cualquier cosa, al emprender te estás dedicando a tener un negocio propio. Yo creo que todos tenemos algo que nos hace especiales y diferentes a los demás, esas cualidades harán que tu negocio sea lo que más ames hacer en este mundo.

¿Por qué salir de la zona de confort laboral?

La palabra “confort” está relacionada con rutina, costumbre, hacer lo mismo. Mientras que la palabra “emprender” está relacionada con tomar riesgos, hacer cosas nuevas, innovar. Ahora que sabes qué significan estas palabras, ¿qué persona quieres ser? ¿Quieres ser la persona que haga siempre lo mismo? o ¿Quieres ser la persona que innove y siempre haga cosas nuevas? 

Si tu respuesta es que quieres ser la persona que innove, tome riesgos y haga cosas nuevas; déjame decirte que estás listo para emprender. Ahora solo es cuestión de que des el primer paso: armarte de todo el valor del mundo y salir de tu zona de confort laboral. 

Sé que no es nada fácil despedirte de un sueldo mensual, por eso quiero darte algunos tips para que tomes tu decisión de una mejor manera.

Tips para salir de la zona de confort laboral

Asegúrate de tener ahorros

Hay muchos emprendedores exitosos que empezaron de la nada, sin un centavo, pero este no debe ser tu caso. Si ya te has decidido por emprender, te recomiendo que ahorres lo que más puedas de tu sueldo al menos unos 3 meses. Con esto tendrás un colchón que te ayudará mientras tu negocio despega.

Deja tu trabajo para ya no regresar

Si vas a renunciar a tu trabajo, que sea para ya no tener que regresar a trabajar para nadie nunca más. Tu objetivo principal debe ser que tu negocio sea rentable y este te permita vivir tranquilo, sin tener que depender de un sueldo mensual.

Empieza con pequeños pasos

Ya hablamos sobre lo temeroso que suena emprender, y si sigues dudando, mi recomendación es que hagas algo que te da mucho miedo, por muy pequeño que sea. Por ejemplo, si te da mucho miedo viajar solo, hazlo, así sea un viaje de un solo día. Verás que después de hacerlo, te sentirás mucho mejor, y estarás más preparado para superar tu miedo de emprender.

Haz lo que te apasiona

Siempre aconsejo a mis lectores que si quieren emprender, lo hagan en algo que realmente les apasiona. Porque no será fácil, y hay un largo camino que recorrer, en donde a veces querrás darte por vencido. Pero al hacer lo que amas, volverás al camino sin dudarlo.

En conclusión, es hora de salir de tu zona de confort laboral si quieres emprender. Recuerda aplicar los tips que te enseñé, y verás como todo sale mejor de lo que te imaginas. 

herramientas emprendedores