pañales ecologicos

Si te has estado cuestionando si usar o no pañales ecológicos para tu bebé, llegaste al lugar indicado. En esta entrada te quiero contar mi experiencia y los mejores consejos con este tipo de pañales. 

Antes de que Emma naciera, un par de conocidos ya me habían comentado un poco sobre los pañales ecológicos, y llamó mucho mi atención. Sobretodo porque me encanta saber que puedo apoyar en algo al planeta.

Los pañales ecológicos son hechos de tela, y tienen un inserto que es el que se cambia cada vez que el bebé se orina o hace popó. Tienen varios diseños, y un mismo pañal te sirve desde que el bebé nace, hasta los 3 años de vida. 

Estaba considerando seriamente usar este tipo de pañales con mi bebé, pero en eso, recibí la buena noticia de que había ganado -en un concurso que participé- un año de pañales desechables gratis. ¡Un peso menos de encima! 

Cuando Emma tenía 18 meses, mi stock de pañales estaba por acabarse. Entonces recordé los pañales ecológicos y me puse a buscar la mejor opción. Encontré muchísimos proveedores, y más que todo mamás emprendedoras que se dedican a fabricar estos pañales. Esto último me encantó. 

Después de analizar varias opciones, hice mi elección. Compré 2 pañales más que nada para probar cómo me iba. Cada pañal me vino con un inserto, pero este es uno hecho a base de bambú, lo cual lo hace mucho más absorbente. 

Cuando Emma nació, compré un paquete de pañales de tela, los tradicionales que se ocupaban antes. Y, como sólo me vinieron 2 insertos, ocupé estos pañales de tela cuando me tocaba hacer cambio de pañal. 

Para ya terminar la historia, los pañales ecológicos me encantaron, pero también descubrí que tienen sus pequeños contras. Por ejemplo, cuando mi bebé hacía popó, te imaginas desde ya que te toca limpiar el pañal y lavarlo. Y pues, como mi hija ya come de todo, a veces se manchan y toca meterle más ganas a la lavada. 

En fin, los pañales ecológicos son una buena alternativa tanto para ahorrar dinero como para ayudar el planeta. Solo ten en cuenta los siguientes consejos para que te vaya bien al usarlos con tu bebé. 

  • Compra los pañales con los insertos más gruesos que encuentres porque son más absorbentes y no se mojará tu bebé. 
  • Usa los pañales de tela tradicionales como insertos. 
  • Debes cambiar a tu bebé cada 3 horas, y claro, cada vez que se haga popó. 
  • Deja remojando los insertos para luego lavarlos, esto hará que queden más limpios. 
  • En las noches, trata de usar pañales desechables, de esta manera evitas algún tipo de infección. 

Bien, esto es todo lo que tenía que contarte acerca de los pañales ecológicos. Es toda una experiencia, y te animo a que la vivas tú misma y me cuentes cómo te fue en los comentarios 🙂 

New call-to-action