bajar de peso

Yo tuve un cambio de vida. Sentía que necesitaba este cambio y fui por él. La mejor decisión que he tomado. 

Antes de llegar a cómo logré bajar 10 kilos en 3 meses, tengo que empezar un poco antes. Era el año 2012 cuando de repente me propuse hacer dieta y ejercicio. Y sin querer, opté este estilo de vida durante dos años. Llegué a un punto donde me sentía bien con mi cuerpo, y me detuve allí, se podría decir que me “relajé”. 

En el 2014, me mudé de ciudad. Antes de esto vivía con mis padres y en mi ciudad natal no habían tentaciones nuevas, así que me era muy fácil seguir mi rutina. Pero cuando me mudé a la capital de mi país, tuve muchos problemas para seguir la dieta y el ejercicio. Mis horarios cambiaron por completo, y siempre habían tentaciones nuevas que probar. 

Por un par de meses no se notaba mucho el cambio, pero luego, sí se notó y MUCHO. Creo que aumenté unos 5 kilos ese primer año en mi nuevo hogar. Pero la verdad no le di mucha importancia. 

Dos años después, en el 2016, pasé por una etapa muy difícil de mi vida. Sufría de depresión y ansiedad todo el tiempo, tanto que incluso tomaba medicación para controlarlo. A mediados de año, conocí la cura a todos mis males, las 3C que cambiaron mi vida para siempre. 

En todos esos años, desde que me mudé, no me tomé en serio cuidarme en la alimentación, y hacía 30 minutos diarios de ejercicio (como si eso fuera suficiente). Todo mi descuido me costaron 10 kilos de sobrepeso. 

Después la vida me sorprendió aún más. Quedé embarazada en febrero de 2017. Esa fue la perdición. No hacía ejercicio y comía TODO lo que se movía. 

Quedé con 20k de sobrepeso después de mi embarazo. Estaba encantada de tener a mi hija en brazos, y no podía estar más que agradecida con mi cuerpo por darme tremendo regalo. Pero evitaba verme en el espejo a diario, porque me disgustaba mucho lo que veía. ¿Te has sentido así?

Después de 6 semanas de parto, empecé a ejercitarme, pero era muy difícil, me sentía pesada y muy fuera de forma. Con el tiempo (8 meses), me empezó a quedar mi ropa pre-embarazo, apretada pero me quedaba. ¡Estaba tan feliz!

Pero una voz dentro de mi cabeza no me dejaba en paz, me decía todo el tiempo que necesitaba más. Y fui en busca de más.

Me propuse una meta, y fui decidida. Investigué mucho al respecto, hice certificaciones sobre entrenamiento y nutrición, y empecé a aprender más sobre mi cuerpo. Wow, es la palabra que describe todo lo que aprendí sobre mi cuerpo, todas las funciones químicas y lo bello y maravilloso que sucede cuando haces las cosas correctas. 

Durante 3 meses hice una dieta baja en calorías, obteniendo resultados semanalmente. Teniendo un cheat day a la semana (para no volverme loca). No voy a mentir, fue muy complicado. Habían días en que ya quería renunciar, pero mi meta era más grande que mis antojos. 

¡12 semanas después, lo había logrado! Parecía que nunca iba a llegar a mi peso ideal, pero lo logré y me sentía más confiada que nunca. 

Pero una vez más, no era suficiente. Estaba delgada, pero me faltaba algo. Así que me inscribí en el gimnasio (por primera vez en mi vida) y empecé a hacer ejercicios pesados. Vi el cambio en mi cuerpo y quedé encantada. 

Cambié mi estilo de vida (en menos de 1 año), comer sano el 80% del tiempo me hace muy feliz, tanto como entrenar 6 días a la semana. 

Siento que con mi historia puedo inspirar y motivar a otras mujeres. Si eres una de ellas, quiere decirte: 

✅Sí es posible

✅Tú puedes lograrlo 

✅Eres capaz de cambiar tu vida

Cuéntame en los comentarios si eres una de las mujeres que quiere cambiar su vida 😉

New call-to-action